Recomendaciones para hacerse un tatuaje en verano

hacerse un tatuaje en verano

Recomendaciones para hacerse un tatuaje en verano

Ya en pleno verano, son muchas las personas que se preguntan si hacerse un tatuaje en verano es o bien no una gran idea. Puesto que bien, la verdad es que, en líneas generales, hacerse un tatuaje en verano no tiene nada de diferente de hacérselo en otra temporada del año. Sin embargo, a lo largo de la época veraniega, son muchas las personas a las que les agrada tomar el sol y darse un baño en la piscina o bien en la playa.

De esta forma, en el caso de aquellas personas que puedan estar un par de semanas sin bañarse en el mar o bien en la piscina, como sin tomar el sol, hacerse un tatuaje en verano no supone ningún inconveniente. De lo contrario, tal vez sea mejor aguardar a que llegue el otoño.

Por tanto, respondiendo al interrogante sobre si resulta más peligroso hacerse un tatuaje en verano, la contestación es no, siempre que se cuide apropiadamente para eludir cualquier tipo de inconveniente.

Consejos para cuidarse un tatuaje hecho en verano

 

Ahora señalamos una serie de cuidados y recomendaciones para cuidar un tatuaje a lo largo del verano.

        • Baños: hasta el instante en el que el tattoo no se haya cicatrizado por completo, los baños en el mar o bien en la piscina quedan completamente prohibidos por 2 razones. Por una parte, hay un cierto peligro a que se borre una parte del dibujo. Y, por otra parte, el cloro de la piscina y la sal del mar aumentan el peligro de que el tatuaje se infecte.
        • Sol: de igual forma que los baños, el sol asimismo hay que evitarlo. La exposición prolongada a los rayos solares reduce la pigmentación del tatuaje. Además de esto, existen algunas hipótesis que apuntan que tomar el sol en combinación con la tinta del tattoo aumenta el peligro de padecer cáncer de piel a medio y largo plazo.
        • Protección: es fundamental resguardar apropiadamente la zona en la que se ha hecho el tattoo. Para esto se debe usar crema solar con el propósito de eludir la incidencia de los rayos solares sobre exactamente la misma y, además de esto, usar ropa ligera y de algodón, jamás demasiado ajustada.
        • Rascarse: si bien a veces parezca ineludible, es fundamental eludir rascarse la zona del tattoo pues puede dar lugar a infecciones o bien cualquier tipo de perturbación en el diseño. Eliminar las costras que se forman a lo largo del proceso de cicatrización y sanación tampoco es una gran idea.

 

Con independencia de la temporada del año en la que se haga el tatuaje, este debe cuidarse de forma conveniente para eludir el peligro de infección. Vale la pena conocer que en un alto porcentaje de casos, la infección de los tatuajes viene dada por un mal cuidado.

De este modo, es esencial adecentar la zona con una pomada antibiótica. Entonces, se debe tapar con una venda a lo largo de las 2 horas siguientes; el apósito ha de ser grueso, absorbente y antiadherente. Para retirarlo, hay que humidificar anteriormente la zona con rebosante agua templada. Entonces, se limpia el tatuaje con agua y jabón pH neutro y, ahora, se deja secar al aire libre.

Generalmente, un tatuaje habría de estar plenamente curado una vez transcurran entre 4 y 6 semanas más o menos. Claro que este periodo de tiempo depende de múltiples factores, como por servirnos de un ejemplo el cuidado que se le preste o bien la zona del cuerpo. Si tienes mucha ilusión de comenzar con tu tatuaje, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros profesionales tatuadores te diseñarán el tatuaje de tus sueños.

Sin comentarios

Escribe un comentario

1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by